Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
En las próximas líneas voy a describirte los pasos que debes seguir para realizar la técnica del bumping, llamada también en muchos países como método del ramping.
Debes tener la seguridad, que la llave a utilizar puedas ingresarla en el cilindro que quieres violar. En la gran mayoría de los casos, un tipo o marca especifica de cerradura debe aceptar todas las llaves de ese tipo, debido a que solo los modelos de las llaves son distintas.
En palabras diferentes: una vez que ya poseas la llave “bump” especialmente las modelo ACME, sin ningún problema podrás abrir cada uno de los modelos ACME:
Encuentra una llave “BUMP”: Existen dos maneras fáciles de realizar esta llave, una de ellas es adquirir el tipo de llave para el modelo de tu cerradura, y de una vez solicita al cerrajero que te torne una llave llamada “999”, que es un tipo de llave en la que todos sus cortes son lo más profundos que se puedan.
Sin embargo, solicitar esta llave puede ser considerado como muy sospechoso o riesgoso.
Arriésgate a cortar tu propia Bump. Lo mejor y más recomendable, es que tengas a la mano una copia de esta llave, al tenerla, con una lima de metal, puedes realizar tu propia llave bump casera.
Sencillamente, lo que debes hacer es limar la llave, y basta con quitarle todas las variaciones que permiten funcionar todos los pistones de tu cerradura, todo lo que puedas.
Si así lo realizas, la bump no amerita abrir todas las cerraduras del modelo que corresponda, debido a que una cerradura que sea distinta seguramente va a requerir una llave con las puntas más bajas aun.
Introduce tu llave Bump en el interior de la cerradura, hasta que llegues al primer sonido, una especie de clic, de manera que quede casi toda adentro, en ese momento debes retirarla.
Mientras jalas o empujas sobre el borde de tu llave en la dirección de giro que tu mismo desees, y allí debes darle un golpe muy fuerte y en seco, en la parte de atrás con una herramienta u objeto solido tal como un martillo o destornillador.
Si realizas esta acción de la forma correcta, la llave debe girar en dirección exacta en la que has jalado o empujado, y allí podrás abrir tu puerta. Si por el contrario, no lo haces muy bien, lo que debes hacer es repetir este paso hasta que concluyas con la tarea, o por el contrario, te des por vencido.
Como consejo final, es necesario decirte, que la gran mayoría de las cerraduras, funcionan de la misma forma, todos los cilindros cuentan con unos pistones o pines que se han cortado en dos diferentes puntos, por lo que se ha escuchado el término “placas o planchas de seguridad”.
Al momento de insertar la llave en la cerradura, todos los dientes en el mismo ángulo van a ayudar a levantar los pines para permitir el descanso final en el último pistón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies